jueves, 7 de noviembre de 2013

Un busardo moro inverna por tercer año consecutivo en Jerez de la Frontera

Fotografía: Rafa García
A finales de octubre de 2013, miembros de la Asociación Ornitológica Ardea han confirmado la presencia por tercer invierno consecutivo de un busardo moro (Buteo rufinus) en la campiña gaditana, concretamente en el entorno de la pedanía jerezana de El Portal. Esta rapaz -considerada rareza según el comité de rarezas de SEO/Birdlife- habita usualmente en zonas áridas y abiertas, encontrándose distribuida su subespecie cirtensis entre Marruecos y Egipto. Es precisamente esta subespecie la que, al realizar movimientos dispersivos hacia el Norte tras el período reproductivo, alcanza ocasionalmente la costa Europea del Estrecho de Gibraltar. 




Se trata del segundo caso documentado de invernada por un mismo individuo de esta especie en la Península Ibérica de manera continuada, después de la corroborada anteriormente en Los Barrios (Cádiz) por la Fundación Migres. 

Su primera aparición data del 16 de diciembre de 2011, cuando se observó un ejemplar adulto de esta rapaz en la campiña jerezana. Mediante un seguimiento continuado, se ratificó su presencia hasta el 9 de marzo del año siguiente, coincidiendo en el tiempo con la llegada masiva a la zona de otras rapaces migradoras procedentes del continente africano, tales como milanos negros y aguiluchos laguneros. El 3 de septiembre de ese mismo año se advirtió su regreso, ocupando el mismo territorio y posaderos durante todo el periodo invernal, mientras que en 2013 se ha vuelto a confirmar su aparición en la zona. 

Estos hechos apoyan las evidencias de expansión del ratonero moro en territorio español, principalmente señaladas por la Fundación Migres, que ya constató en 2009 y 2010 la reproducción de esta especie, por primera vez en la Península Ibérica, en el Parque Natural del Estrecho (Cádiz).

No hay comentarios:

Publicar un comentario